José Luis Sampériz Morera

SamperizNacido en Castejón de Monegros, actualmente provincia de Huesca, José Luis Sampériz Morera se inicia en el estudio de la música a la edad de 7 años con el maestro José Guioni; pocos años más tarde se traslada junto con su familia a Huesca, para poder seguir sus estudios musicales. Una vez instalados en la capital altoaragonesa, estudia clarinete con Don Ramón Lezáun, alternando estos estudios con los de piano y armonía con los maestros Don Gregorio Garcés, maestro de capilla de la Catedral Oscense, y con Don Pedro Raventós Gaspar, entonces Director de la Banda de Música Militar.

Pertenece al Cuerpo de Músicas Militares en las especialidades de clarinete y percusión, con destino en el Gobierno Militar de Huesca, y ocupando el puesto de Director, hasta su pase a situación de reserva, alternándolo, con la docencia en la Coral Oscense, Escuela de Magisterio de Huesca, y Escuela Municipal de Sabiñánigo, actual Conservatorio Elemental.

Durante su larga trayectoria en el mundo de la música, se dedica a estudiar Contrapunto, Fuga, Instrumentación y Composición con los maestros Don Juan Cordero Castaños y Don Víctor Bueno, profesor de Composición del Conservatorio de Zaragoza.

Como compositor es autor de múltiples estilos musicales: Marchas Militares, Pasodobles Toreros y de Concierto, Marchas de Procesión, arreglos para banda, así como del Himno de la Banda de Música de Huesca.

En 1985 se le requiere para formar la Banda de Música de Huesca; viajando más allá de nuestras fronteras a distintos países europeos como Francia, Polonia Checoslovaquia, Bélgica, Italia…

En el año 2002 el Ayuntamiento de Huesca le concede la Parrilla de Oro y en enero de 2008 gana la Pajarita de Oro en la modalidad de Cultura, en el concurso Altoaragoneses del Año, organizado por el Diario del Altoaragón.

Desde su fundación fue director de la Banda de Música de Huesca y de la Banda de Música de la ‘Virgen de la Corona’ de Almudévar.

El día 2 de diciembre de 2011 fallece en la capital altoaragonesa, dejando tras de sí una indudable e inolvidable huella en todos los miembros de la Banda, amantes de la música y resto de oscenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *